jueves, 29 de mayo de 2014

Webcam de águila pescadora, de búho real y de halcón peregrino.

Estamos en plena época de reproducción y como casi todos los años por estas fechas recojo algunas de las webcams más asombrosas, para ser testigos de esos momentos tan fascinantes y comprometidos como son los primeros pasos de los pequeños pollos de algunas de las rapaces que nos son más cercanas.

Este año contamos con la webcam de un águila pescadora:

ENLACE DIRECTO A LA WEBCAM. Actualmente se encuentra incubando.


La webcam de un búho real:

ENLACE DIRECTO A LA WEBCAM. Nido con al menos dos pollos.



Y la webcam de un halcón peregrino:

ENLACE DIRECTO A LA WEBCAM. Nido con dos pollos ya muy grandes.


¡Que las disfrutéis!

lunes, 19 de mayo de 2014

Águila real devorando a un osezno.

Hace exactamente una semana volvía de Asturias de un viaje donde intentábamos avistar osos pardos (y para vuestra información los vimos) y uno de los temas más comentados entre los habitantes y los naturalistas de la zona era el siguiente vídeo. En él se puede ver a un águila real devorando a un pequeño osezno de este año. No se conoce cómo murió el pequeño esbardo, si despeñado, atacado por la rapaz, atacado por un macho de oso... Muchas son las especulaciones. Lo único seguro es que las imágenes recogidas son sorprendentes.

Deciros también que en el viaje pude disfrutar de los juegos de dos oseznos, hermanos del que se observa en el vídeo y ellos sí que gozan de una salud excelente junto a su madre, por contra de este pequeño que no tuvo tanta suerte. Os dejo con estas impactantes imágenes de dos joyas de la naturaleza de nuestras montañas.




 from Francisco Martin Martin on Vimeo.

Aquí tenemos otro vídeo desde otra perspectiva de la misma escena:


martes, 1 de abril de 2014

"Guía de identificación de rapaces por restos óseos" en descarga directa.

Hace muy poco que se publicaba esta "Guía de identificación de rapaces por restos óseos" de Víctor García Matarranz y que ahora es posible conseguir gratuitamente gracias a que desde la página web del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente han colgado el libro para su descarga.

Este primer volúmen (en total serán tres) está dedicado a los restos óseos de las grandes rapaces ibéricas y es un manual muy práctico para identificar restos que se pueden encontrar en el campo o en colecciones museísticas. Entre las especies tratadas en este volumen se pueden encontrar el quebrantahuesos, los buitres leonados y negros, el águila real, el águila imperial, el águila perdicera, entre otros. Para las siguientes entregas quedan las rapaces de menos tamaño.

Podéis acceder al libro pinchando en la siguiente foto de la portada de la obra. Espero que la disfrutéis.

http://www.magrama.gob.es/es/biodiversidad/publicaciones/guia-identificacion-rapaces-restos-oseos-1parte_tcm7-316904.pdf

A continuación os dejo la introducción de la obra donde se exponen los objetivos que se prentenden cubrir con esta obra tan práctica:

INTRODUCCIÓN

Esta guía pretende ser una herramienta de trabajo para aquellos que encuentren restos de aves y deseen llegar a determinar a qué especie pertenecen.

Existen numerosas y guías de identificación de aves por su plumaje, pero no es tan fácil encontrar información referente a la descripción de especies por su esqueleto, con el ánimo de ayudar a completar este campo se ha realizado este estudio.

Se trata de un acercamiento a la clasificación de algunas de nuestras especies amenazadas a través de sus restos óseos y pretende ser un documento de consulta ágil y rápido.

Está pensada para que se pueda utilizar en el campo, sin necesidad de recurrir a medidas que vayan más allá de la utilización de un metro y un calibre. Incluso éstos no serán necesarios, en muchos casos.

Por otro lado, para una correcta identificación se necesita una muestra más o menos grande de restos. En el caso de no disponer de ella habrá que recurrir a los especialistas que pueden hacerlo con un simple trozo de hueso.

Aunque la mortalidad de las rapaces se produce por múltiples fenómenos, suele ser bajo tendidos eléctricos donde mayor concentración de restos se puede encontrar.

El objetivo de este trabajo es animar a que se recorran estos tendidos y que se compruebe si hay restos de aves electrocutadas. De esta forma se podrá establecer la peligrosidad de las líneas y su impacto sobre las especies amenazadas.

Con ella el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente dota a los interesados de una nueva herramienta para la optimización de los fondos destinados a alcanzar los objetivos del Real Decreto 1432/2008 de 29 de agosto, por el que se establecen medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas. Tratando de priorizar la corrección de forma correspondiente a su peligrosidad para la conservación de nuestra fauna.

Por eso se ha comenzado por las especies de aves más amenazadas que presentan un alto número de muertes por electrocución.

sábado, 22 de febrero de 2014

¿Qué es la población flotante?

En las aves rapaces, se llama población flotante a la fracción de la población que no se reproduce. Normalmente está formada por ejemplares inmaduros, que todavía no han alcanzado suficiente edad como para reproducirse y por ejemplares subadultos (que ya podrían reproducirse) e incluso por adultos que no han sido capaces de conseguir un territorio reproductor.

Esta población flotante es muy variable, por ejemplo, en las especies de tamaño pequeño que normalmente se reproducen en su primer año de vida, la población flotante puede ser muy pequeña. En cambio, en especies de mayor tamaño, que tarden mucho tiempo en alcanzar la madurez sexual, la fracción de la población que corresponda a este grupo flotante puede llegar incluso a ser mayor que la propia fracción reproductora.

Los quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) inmaduros hacen vuelon de dispersión de enormes distancias, estos jóvenes todavía no reproductores forman parte de la población flotante de esta especie.
¿Son importantes estas poblaciones flotantes? Obviamente sí y mucho. Frecuentemente en los estudios que se hacían de rapaces hasta hace unos años, la población flotante era casi siempre ignorada. Esto era debido a que son individuos mucho más difíciles de localizar que los reproductores que están ligados a un territorio definido. En muchas rapaces esta fracción de animales dispersantes no se ha conocido en profundidad hasta que se han hecho censos exhaustivos y hoy en día haría falta un esfuerzo mayor para conocer muchos datos que todavía se desconocen.

Normalmente los individuos jóvenes que conforman estas poblaciones flotantes pasan sus primeros años de vida dispersándose, a veces, a distancias muy grandes de los territorios donde han nacido. Esta dispersión juvenil es un elemento crucial para la dinámica, la trayectoria, la distribución espacio-temporal y la estabilidad de las poblaciones. Por lo general, las rapaces siente una querencia por el territorio donde han nacido y tras esta etapa dispersante vuelven a ese territorio o a zonas cercanas a él para reproducirse. A veces estos territorios están ocupados y, o bien no se reproducen, pasando a formar parte de la población flotante como hemos visto, o colonizan nuevos territorios de cría. Esta movilidad de los ejemplares dispersantes es importante porque se asientan en los territorios que más lo necesitan, es decir, donde no hay un exceso de población, lo cual tiende a una estabilidad en la población.

El plumaje de esta águila imperial ibérica (Aquila adalberti) nos indica que es un ejemplar inmaduro.
Conocer en detalle la población flotante de una rapaz es importante para establecer planes de conservación eficaces dado que  a veces los territorios de cría poco o nada tienen que ver con las zonas que ocupan estos individuos jóvenes. Por poner un ejemplo, típicamente un águila real o un búho real buscaran un terreno escarpado con importantes roquedos para instalar su nido pero las zonas por donde se suelen encontrar a los ejemplares jóvenes y dispersantes, suelen ser terrenos más bien abiertos. Habitualmente los planes de conservación suelen restringirse a las zonas de cría que suelen coincidir con paisajes más vistosos (montañas, sierras...) pero si la amenaza que compromete a la viabilidad de la población se encuentra en los territorios que ocupan los pájaros jóvenes puede que quede fuera de las acciones conservadoras y la población flotante se vea mermada consecuencia de ello y como hemos detallado antes, a veces la población flotante supera en número a la población reproductora.

Por tanto, es de importancia capital conocer bien las poblaciones flotantes de las aves rapaces porque puede que el enfoque de los planes de conservación no sea el adecuado. En los jóvenes está el futuro de la población.

lunes, 3 de febrero de 2014

Una buena recuperación poblacional del águila imperial ibérica.

Hace poco el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente daba a conocer una buena noticia para el águila imperial ibérica (Aquila adalberti) y es que de las 132 parejas censadas en el año 1999, año en el que comenzaron los censos anuales para esta especie, se han triplicado las parejas reproductoras, contando en 2013 con un mínimo de 407 parejas reproductoras en toda la península iberica.

Esta cifra corresponde a 396 parejas censadas en España y otras 11 en Portugal. Castilla - La Mancha es la comunidad autónoma que alberga un mayor número de parejas con al menos 150 parejas y los censos indican que el águila imperial está colonizando nuevas áreas de distribución en provincias como Zamora, Cádiz o Guadalajara. 

Uno de los objetivos de la Estrategia de Conservación del Águila Imperial Ibérica indicados en 2001 fue la intención de alcanzar las 500 parejas reproductoras y a tenor de los resultados reflejados en los últimos censos de esta rapaz, es un objetivo que está próximo a conseguirse. Esperamos que pronto se alcance.

Águila imperial ibérica con un conejo capturado.

lunes, 23 de diciembre de 2013

Feliz Navidad

Desde este blog quería desearos una feliz noche y una feliz navidad. Cuidado con los atracones, es mejor que compartáis como hacen los amigos de la foto.


lunes, 16 de diciembre de 2013

Un águila moteada se deja ver por Cataluña.

En los últimos días se ha podido observar un ejemplar de águila moteada (Aquila clanga) en el entorno del Delta del Llobregat. Se trata de un ave que llega en contadas ocasiones a la península ibérica puesto que sus zonas de invernada más cercanas quedan en Francia. Eventualmente algún individuo elige España como lugar de invernada, es, por tanto, una buena oportunidad para poder disfrutar de un ave rapaz muy poco habitual en nuestro país.